Un día en la nieve

Me gusta la nieve. Debe ser porque en España es algo “relativamente” difícil de ver y no tenemos que soportarla durante 4 meses. Y más en Madrid capital. Así que el hecho de que nieve se convierte en un espectáculo para algunos (yo incluido). Y en una pesadilla para otros…
La poca nieve que cayó la semana pasada no nos pudo dejar esas preciadas estampas blancas de Madrid que se ven tan poco a menudo. Pero en la Sierra de Guadarrama, a menos de una hora de Madrid, sí dejó un manto blanco que cubría todo.
Os dejo algunas de las fotos que hice el pasado viernes en Cercedilla y el valle de la Fuenfría. Allí fue donde fui para ver un poco de blanco y variar del cielo azul y gris de Madrid. Una zona que pronto se convertirá en Parque Nacional, protegiendo todavía más paisajes tan bonitos como los que os dejo.
Ésto es poca nieve comparado con lo que nos encontramos si subimos un poco más y nos adentramos en el valle.




Seguimos subiendo y nos vamos encontrando con más nieve. A veces llegaba a la altura de los tobillos. ¡Y eso que fuimos por caminos!



Una gozada poder disfrutar de todo esto y sobre todo, tenerlo tan cerca. Nada que envidiar a otros lugares con más nieve y más frío. Si os ha gustado, podéis ver algunas fotos más aquí.

Comentarios

También te puede interesar

Arcos de Valdevez: donde se hizo Portugal

La leyenda de las postales sin sello

Lusitania expreso