¡Me voy de Erasmus!

La cuenta atrás ha empezado. Estoy al borde de un abismo y me quiero tirar. Voy a empezar una de las experiencias que más me van a marcar en mi vida. Me voy de Erasmus.
Por si no sabéis qué es “irse de Erasmus” lo explico brevemente. Erasmus es un programa de la Unión Europea para la movilidad universitaria. Ser beneficiario de una beca Erasmus permite estudiar un semestre o un curso en cualquier país de la Unión Europea y que éste sirva para la obtención de tu título universitario.
Pero no sólo es eso; es mucho más. Fiesta, viajes, amistad, idiomas, (duro) trabajo… “Irse de Erasmus” es toda una experiencia que espero ir contando aquí.
En mi caso, va a ser el último curso de la carrera el que voy a pasar fuera. Va a ser un año para valerme por mi mismo. Para descubrir lugares maravillosos. Para aprender otra lengua, otra cultura, otras costumbres. Para conocer gente nueva de toda Europa y entablar una buena amistad. Para que todo sea distinto. Incluso para conocerme a mi mismo.
El destino al que voy es casi como si viajara a la vuelta de la esquina. Pero hasta allí, en ese lugar tan cercano, hay cosas nuevas por descubrir. Portugal y Lisboa me esperan como ese vecino al que tanto ves pero del que tan poco sabes.
A pesar de que Madrid y Lisboa apenas distan 600 kilómetros, para mí es una tierra desconocida en casi todos los sentidos. Entre ellos, el idioma: con el portugués todavía no me desenvuelvo muy bien, pero será cuestión de tiempo que acabe hablándolo lo suficientemente bien.
Estoy convencido de que el próximo año va a ser un gran año. Por todo lo que va a pasar, todo lo que voy a sentir, todo lo que voy a aprender, todo lo que voy a hacer… Lo bueno y lo malo harán que sea un año que nunca voy a olvidar.
Cuento los días. No puedo esperar a coger el avión y volar.

Comentarios

También te puede interesar

La leyenda de las postales sin sello

Un paseo por Coimbra

7 cosas que igual no sabías sobre Portugal