Caminar



Hoy hace justamente un año estaba quejándome de mi mismo. Creo que es la mejor forma de definirlo. Era una autocrítica de cómo había vivido el año y qué debía hacer (o no hacer) en el nuevo año que comenzaba justo hace trescientos sesenta y cinco días. Y que hoy llega a su fin. Cómo pasa el tiempo, por cierto.

Hoy hace justamente un año pedía cambiar. “Saber adaptarme a lo que viniera” creo que eran las palabras exactas. Y Dios o el Karma o X, si preferís llamarlo así, debía de estar leyendo, porque desde el día 1 de enero todo empezó a moverse demasiado rápido. Paso a paso, a veces de forma demasiado abstracta (todo hay que decirlo), comenzaba a transformarme. No en ese sentido de la palabra, por supuesto…

Hoy puedo decir que he cumplido mi propósito de año nuevo (año viejo ya). Mi vida ha pegado un giro de 180 grados más o menos, y yo he girado con ella. Quizá me ha favorecido el año increíble que he tenido en todos los aspectos. Pero sí, he cumplido y estoy contento por ello. Lo cual no significa que no lo pueda hacer mejor, ojo. 2014 será el año para perfeccionar todo lo aprendido.

Hoy he de decir que a veces la mejor salida es caminar. Tan simple como eso. Sonrisa a cada paso y respirar, como dice Dani Martín en esta canción. Perdonar y olvidar los malos ratos. Quedarse con todo lo bueno, que no es poco. Pero siempre seguir caminando, sonriendo, disfrutando…

Feliz 2014

Comentarios

También te puede interesar

Arcos de Valdevez: donde se hizo Portugal

La leyenda de las postales sin sello

Lusitania expreso