Gente que le echa mucho morro



Lisboa Carris Transporte público Tempo Rede Madrugada Espera Fraude
El autobús no para porque va lleno y te toca esperar ¿88? minutos hasta que pasa el siguiente.
Si pensaban que sólo cometíamos fraude los españoles (la típica picaresca), están muy equivocados. En Portugal también hay gente que le echa mucho morro. Demasiada gente. Y demasiado morro.

Lisboa tiene un problema muy serio con el transporte público nocturno. Los búhos sólo salen cada hora entre la 1 y las 4h30, así que si no vas a la cabecera a cogerlo, puede que luego no te puedas subir. Ésto me ha pasado alguna noche y la cara de idiota que se te queda es de fotografía. Porque sabes que, o te esperas una hora al siguiente (que puede ir lleno también), o coges un taxi, o te vas andando hasta tu casa. A veces un agradable paseo no viene mal, pero otras sólo quieres meterte en la cama.

Todo esto lo cuento porque el pasado viernes volví a casa en búho. Fui a Cais do Sodré, la cabecera de la Rede Madrugada, como Cibeles en Madrid. Después de estar casi 40 minutos esperando, la parada de mi línea estaba a rebosar. Aún así, entramos todos en el autobús. Como sardinas.

Llegando a la Praça do Comercio, el autobús se detiene y sube alguien. Era un policía de paisano que escoltaba a dos revisores. Todo aquel que no tuviera billete válido tenía que bajarse del autobús. Y supongo que fuera le pondrían alguna multa. Por cierto, las multas por no llevar un título de transporte válido pueden ser de hasta 150 veces el precio del billete sencillo. La broma de no querer pagar el billete (1,80€; 1,25€ si utilizas la tarjeta recargable VivaLisboa) puede salir muy cara.

Para mi sorpresa, bajaron del autobús casi la mitad de los pasajeros. ¡No me lo podía creer! El conductor no había controlado quién pagaba y quién no. Y por supuesto, no había dicho nada a nadie, no sea que algún cafre reventara el cristal de la mampara protectora en señal de protesta. En defensa del conductor, era más fácil controlar quién pagaba, porque éramos muchas menos personas.

lisboa transporte publico carris rede madrugada fraude bilhete tempo espera

Así que una vez se había bajado todo el mundo reanudamos la marcha, deteniéndonos en todas las paradas, ya que el autobús apenas iba lleno. Ésto lo escribo porque me sienta muy mal no poder coger el autobús y tener que esperar más de una hora al siguiente por la falta de civismo (y el morro que se lo pisan) de otros. A mi también me cuesta pagar los 35 Euros del pase Navegante, el abono transporte de Lisboa, todos los meses. Pago por mí, y por lo visto, por todos mis compañeros.

El fraude en el transporte público cuesta 8 millones de Euros cada año a los lisboetas (y asociados como yo). Quizá si todo el mundo pagara, daría para poner un autobús más en cada línea nocturna, de lo que nos beneficiaríamos todos.

Imágenes | La Mochila de Jorge y Busorganist @ CamionesClásicos.com

Comentarios

También te puede interesar

Un paseo por Coimbra

Hora de aventuras con Fernando de Magallanes

7 cosas que igual no sabías sobre Portugal