Primeras veces

El doctor especializado en neurociencia David Eagleman, del Baylor College of Medicine, tiene una teoría bastante curiosa sobre el tiempo. Dice, a grandes rasgos, que eso que nosotros llamamos tiempo (que en realidad es nuestra percepción del tiempo) pasa más rápido cuantas más cosas repitamos. Es decir, que lo que hace que el tiempo vaya más despacio es tener nuevas experiencias o realizar tareas que nunca hayamos hecho antes. 

Según mi experiencia de este año 2014 que hoy se acaba, no tengo tan claro que esto sea verdad. Para mi ha estado repleto de primeras veces, de experiencias que nunca había vivido antes, de cosas que no había hecho nunca, de lugares totalmente nuevos para mi. Ha dado igual todo, porque 2014 se ha pasado tan rápido que parece mentira que ya estemos otra vez a punto de tomarnos las uvas. 

De todo lo nuevo vivido, como siempre, ha habido cosas nuevas y cosas malas. Algunas de ellas te gustaría volver a vivirlas todos los días. Bueno, todos los días no, es un decir; revivir todo como si fuera "El día de la marmota" podría ser un poco agobiante. Pero otras esperas que nunca nunca te vuelvan a pasar, porque pasar por ello una vez es más que suficiente.

No me gusta que el tiempo se pase tan rápido. Supongo que a nadie le gusta que 365 días se sucedan en un suspiro. Un buen propósito para el nuevo año debería ser descubrir, hacer, vivir todos los días algo nuevo para cada uno. Y ya que tengo que aprovechar el tiempo libre del que dispongo, voy a ver si puedo ralentizar el 2015 cumpliendo ese propósito. 

Eso sí, todo lo nuevo que tenga que venir, espero que sea junto a las personas que han hecho este 2014 inolvidable, irrepetible y repleto de primeras veces. Volveremos a la carretera el año que viene y será mejor aún. 

Todo lo mejor para el año nuevo. Feliz 2015.


Comentarios

También te puede interesar

Arcos de Valdevez: donde se hizo Portugal

La leyenda de las postales sin sello

Lusitania expreso