Himalaya, el padre portugués de la energía solar

This article has an english version. Read it here.
padre himalaya energia solar pirerioforo invento prionero portugal
Cada vez más, vemos los tejados de casi cualquier edificio coronados por placas. Ya sabréis que con ellas obtenemos energía solar, ya sea para tener electricidad o calentar el agua, pero... ¿Sabíais que un portugués fue el creador de uno de los primeros prototipos?

Durante las próximas semanas descenderemos las aguas del río Lima, en el norte de Portugal. Aquí fue donde se hizo Portugal, allá por el siglo XII. Y además, a lo largo de este río, se concentran cuatro figuras históricas para la historia portuguesa: el Padre Himalaya, Fernando de Magallanes, el Beato Francisco (alias "el santo") y Juan Álvarez, el descubridor.

En nuestro viaje de hoy no nos vamos a mover mucho. Nos quedaremos en casa, en Arcos de Valdevez. Aquí os quiero presentar al Padre Himalaya. Él fue la persona que introdujo en Portugal las energías renovables, a principios del siglo XX, y también fue uno de los pioneros de la energía solar.

El Padre Himalaya en realidad no se llamaba así. Cuando nació, un 8 de diciembre de 1868, se llamaba Manuel Antonio Gomes. Sus padres eran unos pobres labradores de la aldea de Cendufe, aunque él consiguió ir a la escuela y, más tarde, al Seminario de Braga. Terminó por hacerse sacerdote, pero eso no significó que dejara de preocuparse por la agricultura y las tradiciones de su tierra natal.

De hecho, combinó esta preocupación con su pasión por las ciencias naturales y la innovación tecnológica, desarrollada durante su paso por el seminario. Así que se matriculó la Universidad de Coimbra, dispuesto a estudiar Matemáticas, aunque en realidad se interesaba por cualquier ciencia. Aquí empezó a estudiar los usos de la energía solar, al percatarse de que podía ser utilizado para facilitar la fertilización en la agricultura.

Después de mucho trabajar, ideó un concentrador de la energía solar, o como él lo llamó, un 'pirelióforo'. Es decir, un aparato "que trae el fuego del sol". El funcionamiento era fácil. Un gran espejo parabólico, con una superficie de 80 metros cuadrados, reflejaba los rayos solares hacia una cápsula, donde se oxidaría el nitrógeno para crear sustancias fertilizantes. Además, el aparato se podía mover siguiendo la trayectoría del sol, como si fuera un girasol.


Aunque Himalaya lo creó pensando en los labradores, como forma de aumentar la cantidad de nitrógeno en la tierra, necesario para la fertilización, nunca pudo demostrar esta finalidad de su invento. Sin embargo, sí que pudo mostrar que servía para otros menesteres, tras muchos experimentos y prototipos que no funcionaron.

Le costó ponerlo en marcha, pero finalmente fue presentado en la Exposición Universal de San Luis, Estados Unidos, del año 1904. Para ese momento, el "pirelióforo" podía alcanzar temperaturas de más de 3.000 grados, sólo con la radiación solar, lo que le servía para fundir la mayoría de los metales. Himalaya consiguió ser la sensación de esta exposición, consiguiendo varias medallas.

Con todo, él siguió empeñado en aprovechar las energías renovables; comenzó a proyectar una 'fotopila', que transformaría directamente los rayos solares en electricidad. Desgraciadamente, la industria petrolífera empezaba a despuntar en el mismo momento, y su invención no tuvo la atención que merecía. Así que abandonó el proyecto, y se concentró en la creación de productos explosivos, que le daba más éxito a su carrera que la energía solar.

El Padre Himalaya siguió publicando, enseñando y creando, prácticamente hasta el día de su muerte, en diciembre de 1932. Había sido miembro de la Academia de Ciencias de Portugal y recorrió el país dando clases, divulgando su filosofía basada en la ecología y el ambientalismo. Himalaya también fue pionero en esos ámbitos.

Por cierto, si os estáis preguntando por qué se hacía llamar Himalaya, era debido a su altura, que le hacía destacar como esta cordillera. No solo fue su altura lo que le hizo llamar la atención: pensando cómo ayudar a los demás, fue un adelantado a su tiempo. Además, era de Arcos de Valdevez. No se puede pedir más.

--

Himalaya, the portuguese father of solar energy


Every day, we see the roofs of almost any building crowned by solar panes. You will know that with them we obtain solar energy, either to have electricity or heat water, but ... Did you know that a Portuguese was the creator of one of the first prototypes?

In the coming weeks we will descend the waters of the Lima River, in northern Portugal. This was where Portugal was made, back in the twelfth century. But also, along this river, four historical figures for Portuguese history were born: Father Himalaya, Fernan Magellan, Blessed Francisco (aka "the saint") and Juan Alvarez, the discoverer.

In our journey today we will not move much. We'll stay at home, in Arcos de Valdevez. Here I would like to present you to the Father Himalaya. He was the person who introduced renewable energy in Portugal, in the early twentieth century, but also, he was one of the pioneers of solar energy.

Father Himalaya wasn't named that way actually. When he was born, a December 8, 1868, it was called Manuel Antonio Gomes. His parents were poor farmers from the rural village of Cendufe (which is within Arcos de Valdevez lands), but he got to go to school and, later, the Seminary of Braga. He ended up becoming a priest, but that did not mean stop worrying about agriculture and the traditions of their homeland.

In fact, this concern was combined with his passion for the natural sciences and technological innovation, developed during his tenure in the seminar. So he enrolled at the University of Coimbra, willing to study mathematics, but in reality he was interested in any science. Here he began to study the uses of solar energy, realizing that it could be used to facilitate fertilization in agriculture.

After much work, he devised a solar energy concentrator, or as he called it, a "pirelióforo". That is, a gadget "that brings the fire of the sun." Its operation was easy. A large parabolic mirror with an area of ​​80 square meters, reflected the sunlight energy into a capsule, where the nitrogen it was supposed to oxidize and create fertilizers. Besides, the device could move along the path of the sun, like a sunflower.


Although Himalaya created it thinking of the farmers, as a way to increase the amount of nitrogen in the soil, necessary for fertilization, he could never prove the purpose of his invention. However, it was shown that it could be used for other purposes, after many experiments and prototypes that did not work out.

The device was finally presented at the Saint Louis Universal Fair of 1904. At that time, the "pirelióforo" could reach temperatures of over 3,000 degrees, only with the power of solar radiation, which could be used to melt almost all the metals. Himalaya was the sensation of this fair, getting several medals.

Yet he continued committed to harness renewable energies; he began to project a 'photovoltaic cell', which directly transform sunlight into electricity. Unfortunately, the oil industry began to emerge in that moment, so his invention didn't have the attention which deserved. So he abandoned the project, and concentrated on the creation of explosives, that gave him a more successful career than solar energy.

Father Himalaya continued publishing, teaching and creating, almost until the day of his death in December 1932. He had been a member of the Academy of Sciences of Portugal, and toured the country lecturing, spreading his philosophy based on ecology and environmentalism. Himalaya also pioneered in these areas.

By the way, if you're wondering why he called himself Himalayas, it was due to its height, which made him stand out as this range. It was not just his height that made him draw attention: figuring out how to help others, he was ahead of his time. In addition, it was from Arcos de Valdevez. You cannot ask for more.

Comentarios

También te puede interesar

Un paseo por Coimbra

Hora de aventuras con Fernando de Magallanes

7 cosas que igual no sabías sobre Portugal