No dura para siempre / It doesn't last forever


Al final, pasó lo que tenía que pasar. Era un día que llevaba esperando algún tiempo, anunciado por una lenta agonía que me gastaba; ya estaba cansado de ver cómo se iba apagando poco a poco. Hasta que por fin, ayer mi amor, antes el nuestro, se rompió.
-
At the end, it happened what it has to happen. It was an expected day, announced by a slow agony: I was tired to see how it was turning you off little by little. Until finally, yesterday my love, previously ours, broke.



Para ser sinceros, lo nuestro terminó en el momento que se cerraba la puerta del autobús. ¿Te acuerdas? Era un día tórrido de verano de Madrid, uno de esos días que puedes ver y sentir y casi tocar el calor, subiendo desde el asfalto. Nos habíamos conocido hace menos de unos días, y ahora estábamos teniendo nuestra despedida de ensueño en la estación de autobuses. Bueno, para mí fue de ensueño.
-
To put it bluntly, our relationship ended in the very moment the bus closed its doors. Can you remember...? It was one of those torrid Madrid's summer days, one of those days when you can see, feel and almost touch the heat, coming up from the pavement. We'd just met, and now we were having our dream farewell in the bus station. Well, for me it was.



No sé lo que pasaba por tu cabeza en ese momento. No, miento; sí sé lo que pasaba por esa cabeza de cabellos rojizos y tez blanca. Hablaste conmigo unos días más tarde, cuando intentábamos crear algo, antes de que el otoño trajera de vuelta el colegio, hiciera caer las hojas de los árboles y tú no fueras más que un recuerdo. Dijiste: "no sé lo que pasará, pero me ha gustado". Exactamente igual que yo: no sabía lo que iba a pasar mañana, pero me gustó.
-
I don't know what was going on your head in that instant. Wait, I'm lying; I do know what was going through your redhead hair and pale white skin head. You talked to me some days after, when we tried to create something, right before Autunm brought back the school to life, made the leaves of the trees fall and you were just a memory. You said: "I don't know what will happen, but I've like it". The same I thought: I didn't know what was going to happen tomorrow, but I liked it.



Después, el verano pasó charlando de todo y de nada, hablando por hablar hasta las más altas horas de la madrugada. Conversábamos de nuestros planes, de lo que nos hacía diferentes e iguales, de las cosas más banales. No me dejabas dormir, pero tampoco es que hubiese podido de todas formas: soy insomne por naturaleza y tú, sumado al calor de Madrid, no hacías más que empeorar la situación.
-
After that, Summer passed by speaking of everything and nothing, chatting until late late night. We talked about our plans, about what made us different and equal, about the most trivial things. You didn't let me sleep, but I couldn't do it anyway: I'm insomniac by nature, and you, plus Madrid heat nights, just were worsening the situation.



No fueron los mejores días de mi vida. Ni siquiera el mejor verano, tal vez. Fueron tres meses enteros escuchando una voz cerca del corazón diciéndome "no", escuchando una voz dentro de mi cabeza diciéndome "no seas tonto", todo bajo la presión del futuro y la cerveza de barril. Mientras tanto, tú intentabas aterrizar un avión lleno de combustible en la pista más corta de mi aeropuerto. Una locura, cuando todavía no me gustaban las locuras.
-
It wasn't the best days of my life. Neither the best summer, I guess. It was three entire months listening to a voice near my heart saying "no", listening to a voice inside my head saying "don't be silly", everything under pressure of future and draft beer. Meanwhile, you were trying to land a plane filled with petrol in the shortest runway of my airport. Something crazy, in a moment I didn't enjoy craziness yet.



Y llegó el primer día de septiembre. La fecha temida. Como cuando termina un partido de baloncesto, la bocina se escuchó por el todo el pabellón de nuestras vidas. El tiempo de juego se había terminado para ti y para mí, para nosotros. Es más, ya no había nosotros: cualquier cosa que intentaras hacer ahora era raro para uno y extraño para el otro.
-
And the first day of september arrived. The feared date. As when a basketball match finished, the horn was listened all over the hall of our lives. Game time was over, for you and for me, for us. Even  there was 'us' anymore: everything you tried to do now was weird for one, and strange for the another.



Como tenía previsto, el colegio volvió, las hojas comenzaron a caer y tú ya no eras más que un recuerdo. Pero te quedaste a mi lado durante casi dos años más: estabas en la pulsera que me hiciste cuando nos conocimos, un regalo que siempre llevé en la muñeca izquierda. A veces, miraba la pulsera y te miraba a ti, una noche en la orilla del mar. Un souvenir de aquellos días y de aquella mañana en la estación de autobuses.
-
As I had planned, school started again, leaves started to fall, and you started to be just a memory. But you get to be by my side almost two more years: you were in the bracelet you made to me when we met, a present I always carried in my left waist. Sometimes, I looked at the bracelet and I looked at you, any given night by the coast. A memory from those days and that morning in the bus station.



Ayer, cuando salía del trabajo, la pulsera se rompió. Llevaba semanas esperando el momento, porque no quería perderme en él. Cuando pasó, no me di cuenta. Simplemente, el hilo se rasgó y cayeron las bolas al suelo. Sólo escuché su ruido al tocar el suelo, antes de ser tragadas por la aspiradora. Era lo que yo quería: si quedaba algo de nosotros, ya se había ido. Sin dolor, sin sufrimiento.
-
Yesterday, when I was coming out from working, the bracelet broke. I waited weeks for this moment, because I didn't want the lose myself on it. When it happened, I didn't realize. The thread just broke, and the beads fell down to the floor. I just listen the noise they made when touching the floor, before been swallowed by the vaccuum machine. It was what I wanted: if there was something left of us, it had gone away. No pain, no suffering.



Después de 20 meses, la pulsera estaba sucia, deshilachada, descolorida. Por suerte, no se deterioró tan rápido como lo hizo nuestra relación. Una pulsera de cuerda no es una cosa que dure para siempre. Nosotros tampoco fuimos una excepción.
-
After 20 months, the bracelet was dirty, frayed and faded. Luckily, it didn't spoil as faster as our relationship did. A cord bracelet is not a thing which last forever. Neither we.

Comentarios

También te puede interesar

Arcos de Valdevez: donde se hizo Portugal

La leyenda de las postales sin sello

Lusitania expreso